x 
Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

Últimos Comentarios

Sin comentarios todavía.

Suscríbete

Vitaminas para la memoria

Vitaminas para la memoria

La ingesta de complementos vitamínicos se ha convertido en una práctica muy popular. Ya sea por prescripción médica o por iniciativa propia, en la cesta de la compra de muchos españoles es cada vez más habitual encontrar este tipo de productos, especialmente, aquellos relacionados con la memoria y el funcionamiento del cerebro. En este post vamos a hablar de las vitaminas para la memoria, aquellas útiles para el correcto fruncimiento de nuestro sistema nervioso, sus propiedades, en qué alimentos se encuentran y cuáles son los beneficios que pueden aportar al consumidor.

Vitamina C

Empecemos por una de las más conocidas gracias a sus cualidades antioxidantes. Aplicando estas propiedades al ámbito de la actividad cerebral, encontramos que la vitamina c previene el desgaste de las neuronas, es decir, reduce el efecto que el estrés y la carga de trabajo provocan en las conexiones neuronales de nuestro cerebro. La vitamina C es un gran aliado en la lucha contra el deterioro cognitivo y enfermedades relacionadas como el Parkinson y el Alzheimer.

Los estudiantes y opositores llevan años conociendo las cualidades de la que está considera da una de las mejores vitaminas para la memoria. La vitamina C también interviene en la segregación de dopamina, un neurotransmisor que, entre otras funciones, favorece la retención de información. Esto impulsa las capacidades para la resolución de problemas, además de evitar distracciones. Y, por si fuera poco, también ayuda como antidepresivo.

Puedes encontrar vitamina C en varias frutas y hortalizas como la mayoría de los cítricos, especialmente las naranjas, kiwis, coles de Bruselas, y pimientos rojos.

Vitamina B12

Sin duda, una de las más conocidas dentro de la ramificación B. Esta vitamina muy presente en productos de origen animal es una de las vitaminas para la memoria más importantes debido a que su falta de consumo provoca en un muy poco tiempo problemas graves en el funcionamiento del cerebro. La falta de vitamina B12 afecta principalmente a dos áreas neuronales: el comportamiento y la memoria. Generalmente, una persona con carencias en este tipo de vitamina se muestra a menudo irritable y con cambios de humor constantes. La memoria es el ámbito que más se ve afectado. Provoca ralentizaciones en la velocidad de pensamiento, pérdidas de memoria a corto plazo y dificultad para concentrarse.

Carne, pescado, marisco y derivados lácteos son los alimentos más ricos en esta vitamina tan importante para el cuidado de la memoria. Las personas vegetarianas o que siguen una dieta vegana deben tomar suplementos nutricionales para compensar la ingesta natural de vitamina B12.

Vitamina B1

De nuevo volvemos a la clasificación B. Toda esta familia de vitaminas se caracteriza por aportar muchos beneficios al cuidado cerebral. Podría decirse que cualquiera del tipo B es una vitamina para la memoria. El principal beneficio que aporta la vitamina B1 es la protección de las neuronas. Al igual que sucedía con la C, ayuda a prevenir el envejecimiento del tejido cerebral y a proteger las conexiones neuronales. A largo plazo esto implica un gran muro de contención contra la aparición del Alzheimer

Es además una de las vitaminas para la memoria más versátiles, pues se encuentra tanto en productos de origen animal como vegetal. Una fuente muy nutritiva y rica en Vitamina B1 son los frutos secos y las legumbres.

Vitamina A

Más concretamente nos referimos a los metacarotenos, un componente esencial de la vitamina A. Se trata de una vitamina todoterreno, que aporta beneficios en multitud de aspectos para mejorar nuestra salud física y mental, como el aumento de las defensas corporales y la prevención de quemaduras solares. En el ámbito de la memoria favorece el desarrollo de las actividades cognitivas además de alargar la preservación de las conexiones neuronales.

Es muy común en frutas y hortalizas como zanahorias, calabazas y papayas. Conviene no abusar de esta vitamina, ya que una ingesta prolongada y continua puede provocar que la piel de la cara y los brazos adquiera una tonalidad naranja.

Ahora que ya conoces cuáles son las mejores vitaminas para la memoria, organízate las comidas para ingerir la cantidad adecuada de cada una de ellas.

Valora este artículo del blog:
0
Alergia primaveral
Cómo lavarse las manos correctamente

Comentarios

 
No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

Boletín

Menu Offcanvas

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.