x 
Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

Últimos Comentarios

Sin comentarios todavía.

Suscríbete

Vitaminas para fortalecer las defensas

Vitaminas para fortalecer las defensas

El sistema inmunológico es la principal barrera que protege nuestro organismo frente a las agresiones externas. La función de las defensas es combatir la presencia de bacterias, virus y otros tipos de microorganismos nocivos para evitar la propagación de infecciones. Mantener un sistema defensivo en prefectas condiciones es garantía de poder disfrutar de una salud plena, y depende en gran medida de nuestro estilo de vida y hábitos alimenticios.

El estrés, el sedentarismo o el consumo de alcohol y tabaco son prácticas que contribuyen a su progresivo deterioro, lo que inevitablemente se traduce en peores condiciones de salud. Hoy vamos a hablar de los mejores consejos para fortalecer las defensas del organismo.

¿Cómo saber si nuestras defensas están bajas?

Existen varios indicadores que pueden sugerir que el sistema inmunitario se encuentra debilitado o no está funcionando a pleno rendimiento. El método más eficaz a la hora de identificar un problema de defensas bajas es realizar un análisis de sangre. Pese a la lentitud de este tipo de pruebas, sus resultados ofrecen un análisis pormenorizado del estado de nuestro sistema inmunológico, señalando aquellos elementos presentes en el torrente sanguíneo que indican un bajo nivel de defensas. No hay nada mejor para fortalecer las defensas de nuestro organismo que conocer el estado del sistema inmunológico.

En determinadas ocasiones no será necesario recurrir a una analítica para saber de primera mano que nuestras defensas están bajas. Si descartamos dolencias previamente diagnosticadas como diabetes o cáncer, que ya de por si contribuyen a degradar el sistema inmunológico, en el hecho de padecer con recurrencia cansancio, náuseas, fiebre suele ser un indicativo de que el sistema inmunológico no se encuentra en perfectas condiciones. Otros signos más evidentes son la aparición de manchas en la piel o la caída del cabello. Si las infecciones o resfriados comunes se alargan más de la cuenta es porque no disponemos de unas defensas fuertes.

Vitaminas para fortalecer las defensas

Emplear suplementos vitamínicos ricos en determinados nutrientes es una manera rápida y segura de mejorar nuestro sistema inmunológico. Ya sea mediante prescripción médica o por cuenta propia, cualquier usuario puede adquirir esta clase de artículos en el mercado de farmacia y parafarmacia. Si por cuestiones de intolerancia a determinados alimentos o cuestiones médicas nuestra dieta sufre un déficit en nutrientes concretos, estos complementos alimenticios suponen la mejor solución para fortalecer las defensas.

La B12 es una de las vitaminas más importantes a la hora de mantener un buen sistema inmunológico. En niveles bajos provoca que la producción de glóbulos rojos disminuya, lo que influye negativamente en la correcta distribución del oxígeno por todo el organismo. Como ya estarás suponiendo, la falta de oxígeno contribuye a una bajada en los niveles de defensas.

Otro de los nutrientes que influyen directamente en el funcionamiento del sistema inmunológico es la Vitamina C. Presente en multitud de cítricos y hortalizas, esta vitamina también puede encontrarse en formato de cápsulas, y su consumo facilita la absorción del hierro, un elemento imprescindible en la producción de defensas, especialmente de aquellas que intervienen en los procesos de cicatrización. Se trata además de un potente antioxidante que ayuda a prevenir la aparición de enfermedades degenerativas.

Uno de los indicadores que llama más la atención de los sanitarios a la hora de examinar una analítica de sangre es el déficit de Vitamina D. Este nutriente puede adquirirse de forma natural mediante la ingesta de pescado, pero la principal fuente de Vitamina D es la luz solar. No obstante, la síntesis de esta vitamina mediante su absorción a través de la piel no resulta muy efectiva, lo que la convierte en una de las vitaminas más demandadas en forma de suplemento.

Este nutriente incide directamente en el funcionamiento del sistema inmunológico, coordinando la producción de células defensivas y su distribución por todo el organismo.

No es posible fortalecer nuestras defensas sin un nivel adecuado de Vitamina C.

Hábitos para el fortalecimiento del sistema inmunológico

No cabe duda de que el consumo de suplementos multivitamínicos y otros productos ricos en las vitaminas anteriormente señaladas contribuirá a fortalecer tus defensas, pero también es necesario llevar un estilo de vida saludable. La alimentación influye directamente en los niveles defensivos del organismo, por lo que mantener una dieta sana y equilibrada se convierte en un requisito fundamental para fortalecer nuestras defensas.

El ejercicio físico es otro hábito que debemos tener en cuenta si queremos disponer de un adecuado sistema de defensas. Además de favorecer la producción de defensas y proporcionar toda una serie de beneficios para el correcto funcionamiento del organismo, es el mejor remedio para combatir los estragos del estrés y la ansiedad, dos circunstancias que contribuyen a disminuir la fortaleza de nuestras defensas.

Valora este artículo del blog:
0
Hiperpigmentación: causas y tratamiento
Hidratación de la piel tras el verano

Comentarios

 
No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

Boletín

Menu Offcanvas

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.