x 
Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

Últimos Comentarios

Sin comentarios todavía.

Suscríbete

Tamaño de fuente: +

El preservativo

El preservativo

Hoy en Farmacia Reinoso vamos a hablar sobre algo que todo el mundo conoce, y que tenemos disponible en nuestra farmacia contando con las más reconocidas marcas.

Se trata del preservativo, el que es quizás el método anticonceptivo más utilizado y el mejor para prevenir las enfermedades de transmisión sexual.

La adolescencia es la época en la que se comienza con las relaciones sexuales, por ello es de vital importancia que los jóvenes tomen conciencia de ello y conozcan los métodos anticonceptivos para así evitar embarazos en esta estapa de la vida. 

Es muy común que en institutos y centros se enseñe principalmente este método anticonceptivo ya que es ideal para prevenir cualquier peligro de practicar sexo.

El preservativo es el más utilizado entre jóvenes y adolescentes y personas que no mantienen una relacción estable con una pareja concrteta.

Un preservativo es un método anticoncetpivo de barrera, es decir, físicamente impide el paso de los espermatozoides a la vagina. Algo que quizás muchos no saben es que además de existir el preservativo que se coloca sobre el pene existe el preservativo femenino, que se coloca directamente en la vagina.

Para usarlos correctamente hay que colocarlos siempre antes de la penetración, de lo contrario ya se correría el riesgo de concebir un embarazo no deseado o de contraer alguna enfermedad de transmisión sexual.

Para colocarlo se coloca sobre el pene erecto, lo situamos sobre el glande y lo vamos desenrrollando hasta que llegamos a la base del pene. Sujetamos el extremo cerrado para dejar una pequeña cavidad en la punta del preservativo que es donde va a quedar el semen al eyacular. Después de eso hay que tener mucho cuidado de que al quitarlo no caiga semen sobre la vagina, o no habrá servido de nada.

Es muy importante saber que el preservativo sólo se utiliza una vez ya que de lo contrario perderían una gran eficacia habiendo un mayor riesgo de que no funcione como esperamos. Por otro lado, hay que conservarlo en un lugar donde no le de el calor ni se aplaste o se doble. Es decir, en un bolsillo o en la cartera podría sufrir algún daño aunque no esté abierto y podría no servir. Por otro lado, si decides conservarlo en la guantera del coche, aunque no sufra daños es posible que el calor lo deteriore, por lo que conservarlos es tan importante como saber ponérselo bien.

En último lugar, tiene fecha de caducidad, por lo que siempre debemos comprobarla antes de usarlo.

Valora este artículo del blog:
0
Qué son los probióticos y para qué sirven.
Relación entre el calcio y nuestros músculos

Comentarios

 
No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

Boletín

Menu Offcanvas

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.