Hoy en Farmacia Reinoso vamos a hablar sobre algo que ahora que llega el buen tiempo y comienzan los baños en las piscinas y el mar puede sernos de gran utilidad.
Se trata de el cuidado de nuestros oídos, que ahora que es muy posible que nos bañemos y los sumerjamos en agua, debemos prestar especial atención a su cuidado y tener cuidado porque con esta época del año suele aumentar la cantidad de personas afectadas por otitis o infecciones.
Con los años la maquinaria del oído se va resintiendo debemos ir cuidándolos para retrasar este proceso o evitar sus consecuencias.
Por un lado está el sonido, debemos saber que el sonido especialmente por encima de los 85dB daña los oídos. Ahora es posible que con las ferias y fiestas uno acuda a más lugares donde el volumen de la música es alto, como conciertos, discotecas, etc. También debemos prestar atención al volumen que le damos a los cascos o al equipo de música en nuestro hogar o coche.
Por otro lado está el uso de tapones. Los tapones son muy útiles para evitar sufrir daños cuando nos bañamos en el agua o cuando nos exponemos a fuertes ruidos, pero también debemos tener moderación ya que es necesario que los oídos expulsen su cera por medio de sus procesos naturales.
Los baños son especialmente peligrosos ya que si se bucea a cierta profundidad sin saber compensar la presión podemos sufrir un exceso de presión y dañar nuestros oídos. Por otro lado al ir a lugares públicos como piscinas y mar, hay que hacerlo con moderación ya que podríamos coger alguna infección causada por las bacterias u hongos que puede haber.
Para evitar eso los tapones son una buena herramienta usados con precaución. Ante cualquier molestia lo mejor es acudir a un especialista para determinar cuál es el problema y ponerle solución, además de recibir sus útiles consejos. En nuestra farmacia podrás encontrar diversos productos para el cuidado de tus oídos a muy buenos precios