x 
Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

Últimos Comentarios

Sin comentarios todavía.

Suscríbete

Dermatitis de la cara por el uso de la mascarilla

Dermatitis de la cara por el uso de la mascarilla

Las mascarillas han llegado para quedarse una buena temporadita, es un hecho. Pero con ello pueden provocar alteraciones en nuestra piel si le damos un uso muy prolongado y el roce que provocan, en los que influyen el calor y que pueden ser más o menos importantes según la función del tipo de piel que tengamos.

La piel no está tan acostumbrada a llevar las mascarillas tanto tiempo consecutivo. Por lo que es inevitable que roce en la nariz o en las mejillas, además de “incubar” unas condiciones de calor y humedad que provoca que no exista una buena oxigenación en la zona.

Ese efecto oclusivo que crean las mascarillas; el roce, el calor la humedad... genera un efecto de agresión sobre el manto hidropídico (llamada así a la capa superficial de la piel). Este manto se encarga de la protección y actúa como barrera estando formada de agua y grasa. Por lo tanto, el uso abusivo de mascarillas provoca exceso de sequedad, que en términos más simples es que la tez se vuelve más sensible, reactiva y susceptible de presentar eccemas, irritaciones, alergias (en casos muy raros), infecciones e incluso dermatitis.
¿Notas mayor aparición de granitos en la zona de la mascarilla? Eso es porque este manto actúa ante la sequedad oclusiva y genera más grasa de lo normal, creando acné, dermatitis seborreica o la rosácea pudiendo sufrir agravamientos.
Para evitar esto te recomendamos usar las mascarillas quirúrgicas, que son menos agresivas para la piel y transpiran medianamente bien, aunque todo depende de las necesidades de cada uno, y si se puede conviene airear la piel siempre que tengamos un momento ¡siempre en lugares seguros! Y con menos densidad de personas.
Asimismo, si vemos que una marca nos produce reacciones desagradables en nuestra piel lo mejor será cambiar por otra e ir probando cuál nos conviene.
No todo ocurre en la boca y alrededores, también se pueden dar irritaciones en la zona de las orejas. Los que dan un uso profesional a las mascarillas presentan erosiones y heridas en el dorso de la nariz.

A continuación, te dejamos unos cuidados para evitar una mala experiencia con el uso de las mascarillas:

Por la mañana hacernos una limpieza de piel para contrarrestar la falta de oxigenación por el aire “viciado” y temperaturas elevadas. Para hacerlo es mejor usar agentes suaves, con limpiadores no jabonosos como es el agua micelar o con alguna loción. Y posteriormente aumentar la hidratación con agentes calmantes, como puede la alantoína, el pantenol, la urea, el ácido hialurónico... Como suplemento recomendamos añadir por la noche cicatrizantes o regeneradores, serum e incluso aloe vera con el objetivo de mantener en forma el manto hidrolipídico.

Usar vitamina C por las mañanas y por las noches también lo recomendamos encarecidamente dado que tiene un poder antioxidante bastante efectivo. La agresión sobre la piel, sobre todo si es seca, la sensibiliza aún más y hará que se vuelva más vulnerable a los radicales libres.
Evita las mascarillas exofoliantes, pues los productos con ácido glicólico, aunque, como siembre, estas recomendaciones deben ser individualizada por un profesional.

Eso es todo por el momento, sigue estos pasos para que tu piel se mantenga siempre sana con la nueva normalidad de las mascarillas.
¡Suscríbete para estar al tanto de más blogs! Y estar informado de más temas interesantes como este.

Valora este artículo del blog:
0
Digestiones difíciles
Perder peso después de Navidad

Comentarios

 
No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

Boletín

Menu Offcanvas

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.