En Farmacia Reinoso sabemos que el aceite de argán, originario de Marruecos, ha llegado a nosotros y rápidamente se a convertido en uno de nuestros productos de belleza favoritos.

Su gran éxito se debe a que es el aceite que más cantidad de vitamina E tiene, es el mejor antioxidante con el que podemos nutrir la piel, ya que la hidrata y favorece su juventud evitando la aparición de arrugas prematuras.
 
Si todavía no has comprobado los increíbles efectos de éste líquido dorado sobre nuestra piel y no sabes cómo utilizarlo para aprovecharlo al máximo, hoy en nuestro blog te enseñaremos todo lo que debes saber para usar el aceite de argán en el cutis correctamente.
 
El aceite de argán es muy recomendable para la piel de nuestra cara gracias a su fantástica composición, la cual contiene muchísimas vitaminas, componentes antioxidantes y minerales, los cuales son perfectos para cuidar nuestra piel desde el interior y lograr que ésta se vea mucho más radiante.
 
Es muy hidratante ya que es rico en ácidos grasos insaturados, los cuales permiten a nuestra piel conservar su estructura celular y retener el agua en ella.
Es un producto antiedad ya que cuenta con muchísimos antioxidantes como las vitaminas E y C, las cuales neutralizan la acción de los radicales libres, evitando el envejecimiento de los tejidos de nuestra piel, manteniendola sedosa y suave al tacto.
 
Si queremos utilizar el aceite de argán directamente en la cara, deberemos verter 5 gotas en las yemas de nuestros dedos y extenderlo por el rostro realizando masajes circulares empezando por la barbilla y ascendiendo poco a poco hasta llegar a los pómulos. Cuando llegues a la frente, realiza el masaje comenzando desde el centro hacia el exterior de ésta.
Cuando hayas acabado, espera unos minutos para que tu piel absorba completamente el aceite.
 
Este tratamiento debe realizarse sobre la piel completamente limpia, para obtener unos buenos resultados, y preferiblemente por la noche, para que el producto actúe más horas.
 
Se pueden crear mascarillas con el aceite de argán para obtener mejores resultados como:
 
-Mascarilla antiarrugas:
Calienta al baño María el aceite de argán, junto al de almendras y la glicerina hasta que los ingredientes se integren. Retíralo del fuego y déjalo enfriar.
Aplica por el rostro la mascarilla y déjala actuar durante unos 20 o 30 minutos y después, retírala con agua fría.
 
-Mascarilla nutritiva:
Mezcla un yogurt natural con miel en un recipiente y remueve hasta obtener una crema homogénea. Después, agrega el aceite de argán y remueve.
Aplica esta mascarilla con la ayuda de una brocha y déjala actuar durante 20 minutos aproximadamente. Después retírala con agua fría o tibia.
 
-Mascarilla antiacné:
Mezcla 2 cucharadas de cúrcuma con 10 gotitas de aceite de argán y aplica la mezcla obtenida sobre tu rostro con la ayuda de una brocha dejándola actuar durante 15 minutos.
Después retírala con agua tibia o fría.
Para obtener unos resultados mucho más rápidos, repite este tratamiento dos o tres veces por semana.