En Farmacia Reinoso sabemos que la gastritis es una afección del sistema digestivo muy frecuente entre la población.
La gastritis ocurre cuando el revestimiento interno o la mucosa gástrica de nuestro estómago se irrite o inflama por distintos factores, desde malos hábitos digestivos, por ingesta de alcohol, medicamentos hasta infecciones bacterianas.

En la mayoría de los casos, las gastritis suelen desaparecer espontáneamente, pero aun así, sus síntomas pueden ser muy molestos y perjudicar al bienestar de la persona que la sufre. Pero si los síntomas duran mucho tiempo y son intensos se debe acudir al médico para que nos mande un tratamiento adecuado y nos diga qué hábitos de nuestra vida podemos cambiar para curar ésta enfermedad.

Hoy os vamos a contar cómo tratar la gastritis naturalmente.

Lo primero que debemos hacer es diferenciar la gastritis aguda de la gastritis crónica. La primera es un tipo de gastritis en la que sus síntomas se presentan durante un pequeño periodo de tiempo (no superando las 2 semanas); mientras que la gastritis crónica persiste permanentemente pudiendo llegar a durar meses o incluso años, causando que la mucosa se destruya progresivamente.

Ahora que ya conocemos ambos tipos de gastritis, veamos cuales son las causas más comunes y los factores que conllevan su desarrollo:

-Excesivo consumo de bebidas alcohólicas o droga.

-Malos hábitos alimenticios.

-Sufrir ansiedad o estrés.

-Infecciones estomacales causadas por la bacteria Helicobacter Pylori.

-La toma de medicamentos antiinflamatorios, no esteroideos, durante mucho tiempo.

-Padecer reflujo biliar.

Otras condiciones comunes que también pueden causar la gastritis son enfermedades autoinmunológicas, traumatismos o insuficiencia renal.

En muchos casos los pacientes que sufren gastritis no presentan ningún síntoma y la gastritis es diagnosticada al realizarse una endoscopia por otro motivo. Pero cuando los síntomas sí se manifiestan, pueden ser distintos en unas personas y otras, ya que mayormente dependerá del factor o afección que haya causado ésta inflamación de la mucosa.

Algunos de los síntomas de las gastritis que se pueden experimentar son:

-Gases o flatulencias.

-Falta de apetito.

-Sensación de "estar lleno".

-Sufrir dolores abdominales.

-Vómitos y náuseas.

-Acidez estomacal.

En algunos pacientes la gastritis ha llegado a causarles sangrado en el revestimiento del estómago, heces oscuras y vómitos con sangre.

Si se sienten cualquiera de los anteriores síntomas se debe acudir al médico para que éste nos mande las pruebas oportunas para comprobar si padecemos de gastritis.

Para aliviar la irritación o inflamación de estómago causada por la gastritis debemos realizar una serie de cambios en nuestros hábitos de vida, especialmente, debemos seguir una dieta blanda, la cual sea rica en alimentos suaves y ligeros, descartando aquellos que puedan resultar irritantes o dificultar nuestras digestiones.

Podemos comer carnes magras sin grasa, pescados, patatas cocidas, arroz blanco, verduras no flatulentas, pechuga de pavo, pan blanco, jamón cocido, frutas sin piel, huevos (pero no fritos), etc...

Aquellos alimentos que debemos evitar son las bebidas con cafeína, alcohólicas, bollería y dulces, frutas cítricas, carnes con mucha grasa, comidas fritas o alimentos picantes.

Algunas recomendaciones que también se deben tener en cuenta es realizar 5 comidas ligeras al día, comiendo lento y sin beber mucho mientras comemos. También evitar las comidas que sean muy frías o calientes y esperar al menos 2 horas antes de tumbarnos, para que nuestra digestión no se dificulte.