x 
Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

Últimos Comentarios

Sin comentarios todavía.

Suscríbete

Tamaño de fuente: +

4 Partes de nuestro cuerpo que no deberíamos tocar con las manos

4 Partes de nuestro cuerpo que no deberíamos tocar con las manos

En Farmacia Reinoso sabemos que desde pequeños nos han enseñado que el aseo personal es uno de los hábitos más importantes, sobre todo el lavado de manos ya que, a lo largo del día, con nuestras manos tocamos toda clase de cosas llenas de bacterias.

Si no mantenemos la higiene adecuada, esas bacterias se acumulan en nuestras manos, lo cual puede comprometer a nuestra salud si no tenemos cuidado.
 
Pero ¿qué partes del cuerpo no debemos tocar con nuestras manos? ¿Por qué?
 
El día 15 de Octubre se ha declarado por UNICEF el Día Internacional del Lavado de Manos con el fin de crear conciencia sobre la importancia que este hábito tiene, ya que muchas enfermedades son transmitidas al tocar con las manos algunas partes de nuestro cuerpo.
 
Puede que pienses tu higiene sea buena y que no corres ningún riesgo ya que no utilizas productos tóxicos, pero, antes de darlo por hecho ¿todo lo que tocas esta realmente limpio?
Por ejemplo, si usas el ordenador, puedes estar pasando continuamente gérmenes entre el teclado, tus manos y tu boca.
 
Además, el aire trasmite toda clase de gérmenes, y eso no podemos controlarlo.
 
1. Los ojos.
 
La vista es uno de los sentidos más importantes que tenemos y por ello es muy molesto cuando tenemos que luchar contra alguna infección.
 
Siempre nos llevamos las manos a los ojos para frotarlos, quitar alguna pestaña o algún residuo que nos moleste, pero los ojos pueden contraer infecciones graves si los tocamos con las manos sucias.
 
Algunas recomendaciones que no debemos pasar por alto con el cuidado de nuestros ojos son:
-Lavarnos las manos antes de tocarnos los ojos.
-Evitar introducir cualquier elemento extraño.
-Usar un pañuelo si necesitamos secarnos los ojos o para sacar una pestaña.
 
Si usas lentillas:
-No debes tocar nunca con las manos el ojo directamente a no ser que antes te las hayas lavado con agua y jabón neutro.
-Debes quitarte las lentillas con mucho cuidado.
 
2. La zona íntima.
 
La zona íntima es un lugar muy privado y por ello es importante que, antes de tocarlo con las manos, nos aseguremos de mantener una buena higiene.
El riesgo que se corre al tocar esta parte del cuerpo con las manos sucias es que los gérmenes que hay en ellas pueden causar toda clase de infecciones.
 
Esta zona, de por sí, es húmeda y tiene su propio ecosistema, el cual, al entrar en contacto con otras bacterias puede causar graves problemas.
 
Un error muy común que cometen muchas mujeres es lavar con demasiada frecuencia este área. Se debe limitar el uso de agua y jabón a cuando sea necesario.
 
3. Los oídos.
 
No debemos tocar con las manos nuestros oídos, ni rascarlos con las uñas, ya que podemos causar lesiones internas que con el tiempo pueden infectarse.
Recuerda que el oído tiene cera, la cual sirve para bloquear el paso de bacterias y por ello no debemos eliminar toda la cera de los oídos cuando los limpiemos.
 
4. El rostro.
 
Evita tocar con las manos tu rostro, aunque casi siempre lo hagamos involuntariamente, debemos evitarlo tanto como sea posible.
Sus motivos son muchos, el primero de ellos es que, al tocar el rostro, pasamos residuos de nuestras manos a la piel de nuestra cara.
 
Si no mantenemos una higiene correcta, los poros de nuestra piel pueden obstruirse fácilmente, ocasionando molestos granitos y rojeces en la piel.
Desde pequeños nos han enseñado que el aseo personal es uno de los hábitos más importantes, sobre todo el lavado de manos ya que, a lo largo del día, con nuestras manos tocamos toda clase de cosas llenas de bacterias.
Si no mantenemos la higiene adecuada, esas bacterias se acumulan en nuestras manos, lo cual puede comprometer a nuestra salud si no tenemos cuidado.
 
Pero ¿qué partes del cuerpo no debemos tocar con nuestras manos? ¿Por qué?
 
El día 15 de Octubre se ha declarado por UNICEF el Día Internacional del Lavado de Manos con el fin de crear conciencia sobre la importancia que este hábito tiene, ya que muchas enfermedades son transmitidas al tocar con las manos algunas partes de nuestro cuerpo.
 
Puede que pienses tu higiene sea buena y que no corres ningún riesgo ya que no utilizas productos tóxicos, pero, antes de darlo por hecho ¿todo lo que tocas esta realmente limpio?
Por ejemplo, si usas el ordenador, puedes estar pasando continuamente gérmenes entre el teclado, tus manos y tu boca.
 
Además, el aire trasmite toda clase de gérmenes, y eso no podemos controlarlo.
 
1. Los ojos.
 
La vista es uno de los sentidos más importantes que tenemos y por ello es muy molesto cuando tenemos que luchar contra alguna infección.
 
Siempre nos llevamos las manos a los ojos para frotarlos, quitar alguna pestaña o algún residuo que nos moleste, pero los ojos pueden contraer infecciones graves si los tocamos con las manos sucias.
 
Algunas recomendaciones que no debemos pasar por alto con el cuidado de nuestros ojos son:
-Lavarnos las manos antes de tocarnos los ojos.
-Evitar introducir cualquier elemento extraño.
-Usar un pañuelo si necesitamos secarnos los ojos o para sacar una pestaña.
 
Si usas lentillas:
-No debes tocar nunca con las manos el ojo directamente a no ser que antes te las hayas lavado con agua y jabón neutro.
-Debes quitarte las lentillas con mucho cuidado.
 
2. La zona íntima.
 
La zona íntima es un lugar muy privado y por ello es importante que, antes de tocarlo con las manos, nos aseguremos de mantener una buena higiene.
El riesgo que se corre al tocar esta parte del cuerpo con las manos sucias es que los gérmenes que hay en ellas pueden causar toda clase de infecciones.
 
Esta zona, de por sí, es húmeda y tiene su propio ecosistema, el cual, al entrar en contacto con otras bacterias puede causar graves problemas.
 
Un error muy común que cometen muchas mujeres es lavar con demasiada frecuencia este área. Se debe limitar el uso de agua y jabón a cuando sea necesario.
 
3. Los oídos.
 
No debemos tocar con las manos nuestros oídos, ni rascarlos con las uñas, ya que podemos causar lesiones internas que con el tiempo pueden infectarse.
Recuerda que el oído tiene cera, la cual sirve para bloquear el paso de bacterias y por ello no debemos eliminar toda la cera de los oídos cuando los limpiemos.
 
4. El rostro.
 
Evita tocar con las manos tu rostro, aunque casi siempre lo hagamos involuntariamente, debemos evitarlo tanto como sea posible.
Sus motivos son muchos, el primero de ellos es que, al tocar el rostro, pasamos residuos de nuestras manos a la piel de nuestra cara.
 
Si no mantenemos una higiene correcta, los poros de nuestra piel pueden obstruirse fácilmente, ocasionando molestos granitos y rojeces en la piel.
Valora este artículo del blog:
0
Alimentos que envejecen nuestra piel
Cómo superar el síndrome postvacacional

Comentarios

 
No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

Boletín

Menu Offcanvas

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.